Volver atrás

UN PASEO POR LA MURALLA CHINA.

Los 8.851,8 kilómetros de la Gran muralla que recorre la geografía china, están divididos en varios sectores, afortunadamente algunos tramos se han restaurado por completo para mostrar su aspecto original.




Los tramos más imponentes son:

  • Badaling: Ubicada a menos de 80 kilómetros de Pekín, la zona conocida como Badaling es una de las secciones más populares de la muralla y la primera en abrir sus puertas al turismo en 1957. Cuenta con un teleférico que facilita la llegada de los visitantes hasta la parte superior de la muralla.

  • Mutianyu: Ubicada a menos de 90 kilómetros de Pekín su imponente paisaje montañoso hace de Mutianyu una de las mejores opciones a la hora de visitar la Gran Muralla China.  Cuenta con un teleférico, un telesilla y un entretenido tobogán por el que los visitantes pueden deslizarse montaña abajo

  • Huanghua Cheng: Es uno de los tramo de la muralla que se encuentra más deteriorados y cuenta con una sección sumergida bajo la superficie del una de una gran presa, ideal para los entusiastas del buceo.

  • Simatai y Jinshanling: Por sus pendientes empinadas y sus tramos complicados de recorrer, esta sección no es apta para todo público, aunque la variedad de paisajes serán recompensa suficiente para los intrépidos. Cuenta con un teleférico para la subida y una tirolesa para descenso

Detalles a tener en cuenta:

Se recomienda llevar calzado y ropa cómoda, ya que los tramos más sencillos puede resultar complicado de transitar por sus empinadas escaleras.


Suscribite para recibir las mejores ofertas!