Volver atrás

Qué se esconde detrás de la vestimenta china

El gigante asiático no es sólo inmenso por su superficie y cantidad de población, no sólo por ser de los pueblos más grandes y antiguos de la humanidad, sino que también es sumamente enorme por la riquísima tradición que posee. Es una cultura con innumerables simbolismos y variedad de prácticas muy propias y características de este país. En China aún se pueden apreciar muchos de estos aspectos que siguen vigentes en la actualidad, y que se mantienen activos desde aquellas épocas, en sus orígenes. La vestimenta china ocupa un lugar esencial, es una expresión muy simbólica que fue muy desarrollada al largo de la historia asiática. Los chinos generaron diseños y toda clase de trajes típicos, varios de los cuales se siguen usando hoy en día.


La vestimenta china fue creando variedad modelos para toda ocasión. Por un lado, trajes especiales para los eventos más tradicionales, así como también vestidos más comunes, para lo cotidiano, las ropas del día a día también con características y detalles muy típicos. Eso sí, cualquiera sea la finalidad siempre toda la vestimenta muy elegante. El material principal utilizado para la confección de las prendas es la seda. Esta es una tela bastante ligera y moldeable. Es muy atractiva por su múltiple colorido y vistoso brillo. A su vez es una tela que imprime mucha finura y estilo.


Estas son algunas de las prendas de la vestimenta china que se utilizaban con anterioridad a lo largo de la historia, pero hoy en la actualidad ya no son parte de la moda china.& A una de ellas se la denominada “pien fu”, era una prenda para vestir en ocasiones de ceremonial chino, durante la dinastía Han. Es un traje compuesto por dos partes. La primera una túnica larga hasta las rodillas y la segunda parte se combinaba con una pollera o pantalones que llegaban hasta los tobillos. Opcionalmente se podía usar con un lazo bastante ancho a la altura de la cintura y así como también lucirlo con un sombrero llamado “pien”. La túnica se reservaba para ocasiones formales.


Durante la dinastía Ming, que aconteció entre los siglos XIV y XVII, otra de las prendas de la vestimenta china que se utilizó es el shen-i, un traje típico formal confeccionado con una tela que se fabricaba con un material extraído de una planta asiática. Si bien es propio de este periodo también se ha utilizado en alguna otra dinastía. Era una prenda sobre todo muy utilizada por los funcionarios del gobierno nacional. Parecido al pien fu, pero las mangas más pequeñas y anchas. Constaba de dos partes, acompañado de una faja, que lograban cubrir todo el cuerpo. La parte de arriba, una túnica, formada por cuatro partes unidas que simbolizaban las estaciones del año. Y la otra parte, una falda compuesta de doce partes cosidas, que representaban según cuenta la tradición los doce meses del año.


El siguiente grupo de prendas son del conjunto perteneciente a la vestimenta china, diseños que se crearon en el pasado pero aun así hoy día se siguen utilizando a diario y también para ocasiones especiales.


El qipao es uno de estos trajes clásicos, de los más populares. Está hecho de una sola pieza en forma recta, de cuello cerrado y con unos cortes a ambos lados. Confeccionado con seda natural, y en un principio llegaba hasta los pies y las mangas eran largas. Se creó durante la dinastía Qing. Siglos más tarde se fue modernizando pudiendo ser más corto, ajustado y confeccionado con otras telas para ser puestos en ocasiones más informales. En aquel entonces se obligó a los ciudadanos, tanto hombres como mujeres, a utilizar esta prenda y hoy su uso aún sigue vigente, aunque solo llevado por las mujeres. Usualmente se lo elige de color rojo, especialmente si es para una ocasión de celebración.


Se sabe que la cultura china hace mucho hincapié en la representación de los colores ya que tienen una simbología y varios e importantes significados. En el caso del rojo que señala el buen augurio y la buena fortuna. Si hacemos un poco de foco en la importancia de los colores para la cultura china, el significado de cada uno de ellos lógicamente también se ha visto y se ve aún reflejado también en los colores elegidos para los atuendos del vestuario chino. El amarillo destinado exclusivamente para los emperadores, el blanco como manifestación de luto, el negro imprime desconfianza, maldad y el rojo como mencionamos que indica fortuna y buena suerte.& & 


El hanfu es otra de las prendas de vestimenta china, artículo más que especial ya que influyó en los diseños de los otros distintos trajes asiáticos como el kimono japonés, el hanbok coreano y otras inspiraciones de prendas clásicas orientales. Comenzó a utilizarse por hombres y mujeres durante la dinastía Han, hasta que fue prohibido en la dinastía Qing. Confeccionado también como otras prendas en dos partes, una yi y otra chang.


El yi es una túnica larga hasta la rodilla, y el chang una falda bien estrecha hasta los tobillos. Este atuendo caracterizado por sus mangas bien anchas, los hombres solían combinarlo con sombreros de distintas clases, y las mujeres en lugar de estos sombreros solían adornar sus cabellos con diferentes, variados y abundantes accesorios. Zhongyi es un ropaje de color blanco que se vestía debajo del hanfu.


Como símbolo de elegancia y distinción en la actualidad solo los hombres visten para eventos importantes como las bodas o el gran festejo de año nuevo, una prenda a la que llaman changshan. Esta costumbre se originó a final de la dinastía Qing. Es un conjunto de chaqueta a la que llaman tangzhuang y unos pantalones. Se ven estos trajes, en una gran diversidad de colores.


Todas estas vestimentas y algunas más, forman parte de la milenaria historia de la moda de la cultura china. No son solo ropajes, sino que con cada modelo viene aparejado costumbres sociales, hábitos, rituales religiosos y políticos, leyes, creencias y especificaciones para usarlos en determinadas y distintas ocasiones.

Suscribite para recibir las mejores ofertas!