Volver atrás

La gastronomía china y el arte de vivir la vida

China es un país que posee una antiquísima tradición culinaria. Es tal la popularidad que adquirió esta comida que, donde quiera que uno vaya por el mundo, de Oriente a Occidente, sin duda encontrará dónde disfrutar de la gastronomía china, tan característica de su país y de su gente. Está realmente bien representada en cantidad de países y es muy consumida por toda clase de personas alrededor del planeta. La comida china es sorprendente por su peculiar sabor, todo un arte culinario que claramente esconde algunos secretos que solo conocen los entendidos, y preservan celosamente bajo varias llaves. Formas y sabores únicos la caracterizan, más un importante toque de intensidad distintivo, especial e indescriptible que guardan todos sus platos.

 

Como en todo arte, se requiere poseer determinadas cualidades. Lo cierto es que varias de éstas se adquieren al aprender la técnica. Otras condiciones son innatas, como ser la capacidad, el criterio, el buen gusto para desarrollarlo. El arte es la forma que tenemos de mostrar lo que nuestras sensaciones, mente y alma quieren transmitir plasmándolo en algo materializado que se pueda visibilizar, oír, sentir. La danza, la pintura, la música y hasta un deporte dan muestra de una forma de expresión artística en la que alma se deja ver, transmitiendo lo que nuestro interior quiere decir.

 

Así, tal como mencionamos otros ejemplos en el párrafo anterior, la cocina, también es una alucinante muestra de arte. En ella se entrelazan y se combinan a la perfección una mezcla de sabores, aspectos y presentaciones, aromas, colores y texturas, temperaturas y distintas intensidades. La comida china tiene todas estas características combinadas en su máxima expresión. Aspectos verdaderamente sorprendente se encierran en las variedades de platos que posee la gastronomía china que como ya es sabido, es muy famosa y apreciada alrededor del mundo y tal es su expansión que es comercializada por todas partes del planeta.

 

Los menús de la comida oriental, están pensados buscando armonía. Ésta radica en lograr el equilibrio que debe haber en cuanto a las combinaciones de ingredientes como los diferentes sabores y la variación de la temperatura de los alimentos a ingerir. La filosofía oriental se apoya en gran medida en concepto de Yin y Yan, que representa las dos caras de un mismo todo. Inseparable una de la otra y necesarias entre sí, en perfecto complemento y equilibrio. No hay una sin la otra, no funciona de otro modo más que estando unidas. Esto también ocurre en la cocina del gigante asiático.

 

Esa armonía se traslada a todos los aspectos que desarrollan en la vida. Cocinar y comer no estaría siendo la excepción. Por lo que el equilibrio en la gastronomía china busca promover, y esto sí, en coincidencia con otras culturas, hábitos saludables. Una alimentación sana y balanceada que pueda aportar todos los nutrientes que el organismo necesita. Todo este arte culinario, desde su principio hasta el último detalle, está basado esencialmente en la filosofía oriental.

 

Como característica principal y protagonista,  se encuentra la armonía. Este es el elemento transversal que fusiona con perfecto equilibrio la combinación de ingredientes, todos los procesos de elaboración, hasta la forma y tiempos de comer. En el camino de búsqueda de la armonía de la que hablamos entra en juego el preciso cuidado de los procesos de elaboración. Los ingredientes, temperaturas, sabores e intensidades deben estar perfectamente combinados. Quien ha probado la comida china sabrá que es muy común encontrar ácidos, agridulces, picante y amargor. Todos sabores marcadamente intensos y muy característicos de la cocina china.

 

Cuando nos referimos a comida china, por lo general se tiende a pensar en el arroz como principal producto. Es cierto que el arroz es uno de los productos básicos participantes de la gastronomía china, componente básico de la mayoría de sus recetas y suele ser preparado ya sea al vapor, hervido o salteado. Lo encontramos en muchísimos de los platos de entre la variedad de menús que ofrecen y combinados con ave, carne o pescado, acompañado de diferentes vegetales y sazonado con alguna salsa. De las salsas más conocidas, la de soja y la típica de color rojizo que es la salsa agridulce.

¿Cómo juegan los condimentos en todo este mundo? Cabe decir que son un pilar fundamental en la comida china, y de hecho actualmente encontramos condimentos que no eran comunes más que en los países orientales y hoy son utilizados también en las cocinas de occidente. Entre los más conocidos jengibre, curry, sésamo y aceites como el de sésamo o el vino de arroz.

 

Al observar un plato típico de la gastronomía china se puede apreciar que el tamaño de los bocados, son de proporción tal que puedan ser levantados con los afamados palitos chinos, elemento que se utiliza para comer. Éstos vienen a reemplazar el cuchillo y tenedor cosa que nunca van a ver en una de sus mesas. Son un par de palillos con los que se levanta y lleva hacia la boca los alimentos sólidos, así como también usan unas cucharas especiales de fondo plano para ingerir las sopas.

 

Los chinos adquieren la habilidad del uso de los palitos desde muy pequeños, pero para el que no tenga experiencia, comer con ellos puede ser una misión imposible y hasta quizás divertida. Si se logra al menos recoger la comida y acercarla hasta la boca, será todo un logro. Pero para los chinos existen normas de su uso y manipulación. Como por ejemplo, no se debe pinchar la comida con ellos. Los palillos no deben entrar en contacto con la boca, sino que deben utilizarse para acercar la comida hacia uno y la boca hacer el resto, esto entre otras normas.     

 

Otro clásico propio de la gastronomía china son los cuencos que se utilizan individualmente en lugar del plato. Cada cual lleva su porción desde la variedad de platos o bandejas que se encuentren en centro de la mesa con la opción que desee cada comensal. Por lo general manejan porciones chicas, aunque repitan varias veces. Esto teniendo en cuenta, como hemos mencionado que todo se sirve en trozos pequeños acorde a facilitar el pinzamiento con los palitos y teniendo en cuenta que no cortan la comida una vez servida.

 

Esta cultura es poseedora de un estilo de vida en el que intervienen muchos rituales, y elementos para hacer trabajar esa armonía en la que se apoyan como hábito saludable de vida. La experiencia culinaria es parte también de este equilibrio sobre el que funcionan y del modo en el que viven. Su gastronomía es un verdadero arte en el que intervienen aspectos e ingredientes no solo para la elaboración de los platos y su ingesta sino en las formas que se plantean que son parte de un estilo de cómo se debe vivir la vida.


 

Suscribite para recibir las mejores ofertas!